TOMA ACCIÓN. Los accidentes cerebro vasculares se pueden prevenir.

En las mujeres son más frecuentes los factores de riesgo para un accidente cerebro vascular, como la hipertensión, diabetes, migraña, fibrilación auricular, niveles de colesterol total elevado y depresión.

Estos problemas se acentúan con la llegada de la menopausia, cuando se produce una baja en el nivel de estrógeno; hormona relacionada con la regulación del metabolismo de los lípidos. La manera de prevenir el ACV es adoptando hábitos saludables:

  • Deja de fumar
  • Come sano
  • Mantén un nivel de colesterol total por debajo de 200 mg/dl
  • Haz ejercicio con regularidad y
  • Controla el estrés

MUERTE DE CÉLULAS

El ACV es una lesión cerebral que se produce cuando se interrumpe o se reduce en gran parte el riego sanguíneo del cerebro, al quedar este sin oxígeno ni nutrientes, las células cerebrales empiezan a morir en cuestión de segundos. Por eso, un derrame cerebral es una emergencia médica y requiere de atención inmediata.

RECONOCE LOS SÍNTOMAS

  1. Entumecimiento agudo, debilidad o parálisis en el rostro, en un brazo o en una pierna, en especial en un solo lado del cuerpo. Si una persona no consigue levantar ambos brazos a la vez por encima de la cabeza, o si no logra sonreír normalmente, puede estar sufriendo un derrame cerebral.
  1. Repentina pérdida del equilibrio, mareos, falta de coordinación.
  1. Repentina visión borrosa o disminución de la visión, en uno o ambos ojos; visión doble.
  1. Confusión o dificultad repentina para expresarse o para entender enunciados simples. Si a una persona le cuesta repetir una oración sencilla, puede estar teniendo un derrame.
  1. Aparición repentina y sin explicación de dolor de cabeza intenso y localizado, que pueden estar acompañados de vómitos.