Pruebas médicas para examinar la próstata

Este es el primer paso y le permite al doctor conocer la historia de tus preocupaciones de la próstata. El médico te preguntará si tienes síntomas, por cuánto tiempo los has tenido, y en qué medida afecta tu estilo de vida. Tu historia médica personal incluye también cualquier factor de riesgo, dolor, fiebre o problemas para orinar. Te puede pedir una muestra de orina para analizarla.

Examen digital rectal

El examen digital rectal es la forma regular de examinar la próstata. La prueba sólo dura de 10 a 15 segundos, y en este examen se revisa:

  • El tamaño, firmeza y textura de la próstata
  • Dureza en cualquier área, bolas o tumores que se extiendan fuera de la próstata, y
  • Cualquier dolor causado por tocar o apretar la próstata

El examen digital rectal permite al doctor sentir solo un lado de la próstata. La prueba de PSA es otra forma que ayuda al doctor a revisar la salud de tu próstata.

Análisis de PSA (antígeno prostático específico)

El PSA es una proteína producida por las células de la próstata. Normalmente se secreta en los conductos de la próstata en donde ayuda a formar el semen, pero algunas veces se fuga a la sangre. Cuando el PSA está en la sangre, puede medirse con un análisis de sangre llamado análisis de antígeno prostático específico. En el cáncer de próstata, entra en la sangre más PSA de lo normal. Sin embargo, una concentración alta de PSA en la sangre no es una prueba de que hay cáncer, y muchas otras cosas pueden causar un resultado positivo falso de la prueba. Por ejemplo, las concentraciones de PSA en la sangre aumentan con frecuencia en hombres con prostatitis o con HPB.

Aun cosas que alteran la glándula de la próstata, como andar en bici o motocicleta, hacerte un examen digital rectal, un orgasmo en las últimas 24 horas, una biopsia de próstata o cirugía en la próstata; pueden aumentar las concentraciones de PSA.

Las concentraciones de PSA aumentan con la edad. Los hombres afroamericanos en general tienen concentraciones mayores de PSA que los hombres de otras razas. Los análisis de antígeno prostático específico se usan con frecuencia para observar a hombres después del tratamiento del cáncer de próstata y revisar los signos de recurrencia de cáncer.

Investigadores están trabajando para saber más acerca de la capacidad de la prueba del PSA para ayudar a los doctores a distinguir entre cáncer de próstata y problemas benignos de próstata. Por ahora, los resultados de PSA sirven como guía para saber si  se requieren más estudios.

Resultados de análisis de antígeno prostático específico:

Las concentraciones de PSA se miden por la cantidad de PSA por volumen de fluido analizado. Los doctores usan con frecuencia un valor de 4 nanogramos (ng) o más por mililitro de sangre como signo de necesidad de hacer más pruebas, como una biopsia. El médico puede vigilar la velocidad de PSA, la cual significa el índice de cambio con el tiempo. Los aumentos rápidos en los resultados de PSA pueden indicar que hay cáncer. Si tienes una concentración ligeramente elevada, tú y tu médico pueden elegir hacer análisis de antígeno prostático específico de forma programada y poner atención a cualquier cambio en la velocidad.

Prueba del antígeno prostático específico libre:

Esta prueba se usa para hombres que tienen concentraciones mayores de PSA. La prueba regular, mide el PSA total, el cual incluye tanto el que está adherido a otras proteínas y el que está libre. El PSA libre está relacionado con padecimientos benignos de próstata, como HPB, mientras que el PSA unido está relacionado con cáncer. El porcentaje de PSA libre puede ayudar a decir qué clase de problema tienes en la próstata.

Si tanto el PSA total como el PSA libre son mayores que lo normal (porcentaje alto de PSA libre), esto sugiere HPB en vez de cáncer.

Si el PSA total es alto pero el libre no lo es, hay más probabilidad de cáncer. El médico deberá hacer más pruebas, como una biopsia.

Usted y su doctor deberán hablar de su riesgo personal y de los resultados del PSA libre. Entonces pueden decidir juntos si se harán biopsias de seguimiento y con qué frecuencia.

No hay una concentración mágica de PSA abajo de la cual se puede asegurar que un hombre no tiene riesgo de cáncer de próstata o arriba de la cual se deberá llevar a cabo automáticamente una biopsia. La decisión de hacerse una biopsia cada hombre la debe platicar con su doctor, ya que tiene que tomar en cuenta no solo la concentración de PSA, sino también sus otros factores de riesgo, como el estado general de salud y cómo percibe él los riesgos y los beneficios de una pronta detección.