Ensalada caliente de lentejas y kale para 6 personas

Mi blog - salud - Ensalada caliente de lentejas y kale para 6 personas

Las lentejas son un alimento básico para cualquier tipo de dieta por su alto valor nutricional. Son bajas en calorías, por lo que son la legumbre perfecta para comer en ensaladas o como platillo vegetariano. En cuanto al kale es una verdura que cuenta  con gran cantidad de antioxidantes, te da muchísima energía, es rico en fibra, tiene pocas calorías, es rico en vitamina A y C, entre muchas otras propiedades, por lo que es esencial para tu salud.

Disfruta de esta deliciosa receta y deja que tu organismo aproveche todos los beneficios.

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 4 zanahorias peladas y cortadas en dados
  • 1 cebolla morada rebanada delgadita
  • Sal de mar y pimienta recién molida
  • Hojas de 1 manojo grande de kale rebanadas delgaditas
  • 1 taza de lentejas bien limpias y lavadas
  • 2 ramitas de tolillo fresco
  • 4 dientes de ajo grandes
  • 4 tazas de consomé de pollo bajo en sodio
  • 6 rebanadas delgadas de prosciutto
  • 1 cucharita de vinagre de manzana
  1. Calienta el aceite de oliva en un caso grande. Agrega las zanahorias, la cebolla, ¼ de cucharita de sal y algo de pimienta y dora hasta que la cebolla esté muy suave y ligeramente caramelizada, 15 minutos. Añade las hojas de kale y cocínalas revolviendo suavemente hasta que estén tiernas, 6 minutos. Raspando bien el caso pon todo esto en un tazón aparte. Limpia bien el caso.
  2. En ese mismo caso, combina las lentejas, el tomillo, el ajo, el consomé de pollo, ½ cucharita de sal y ¼ de pimienta y ponlo a hervir a fuego alto. Reduce el fuego medio y que hierva lentamente hasta que las lentejas estén tiernas pero firmes, 15-20 minutos.
  3. Mientras, en una sartén dora el prosciutto a que quede bien tostadito, 7 minutos. Déjalo enfriar y pártelo en pedacitos.
  4. Escurre las lentejas en un colador eliminando el tomillo y el ajo, y regresa las lentejas al caso. Agrega la mezcla de kale, el vinagre y ½ cucharita de sal. Prueba y corrige la sazón. Coloca las lentejas en un tazón para servir. Adorna con el prosciutto y sirve de inmediato.