Desayunos en frascos

Come rico y saludable - desayunos - Desayunos en frascos

El desayuno es el alimento más importante del día, ya que nos aporta la energía necesaria para comenzar la jornada, por lo que no podemos comenzar la mañana sólo con pan y café en el estómago.

Sin embargo,nuestro acelerado ritmo de vida muchas veces no nos permite preparar un desayuno balanceado, pero con un poco de organización podemos lograr cambios saludables que mejoren nuestra calidad de vida. Te compartimos 5 sencillos desayunos en frasco que puedes preparar en la noche.

3 desayunos en frasco

Avena fría con crema de cacahuate

Ingredientes:
4 cucharadas de hojuelas de avena
2 cucharadas de chía
2 cucharadas de crema de cacahuate
1 cucharada de miel de abeja o 5 gotas de extracto de stevia
Leche vegetal al gusto
1 cucharada de nueces picadas para decorar (opcional)

Procedimiento:

Una noche antes, sirve en un frasco la mitad de la avena y la mitad de la chía. Agrega la crema de cacahuante, la miel y el resto de la avena y la chía. Vierte la leche hasta cubrir 3 dedos por encima de los ingredientes y déjalo reposar en refrigeración. A la mañana siguiente decora con nuez y disfruta.

Avena fría con frambuesa y vainilla

Ingredientes:
4 cucharadas de hojuelas de avena
2 cucharadas de chía
Leche vegetal al gusto
1 cucharadita de extracto de vainilla
1/4 taza de frambuesas frescas o congeladas
1 cucharada de miel de abeja

Procedimiento:

Una noche antes, sirve en un frasco la mitad de la avena y la mitad de la chía. Agrega la miel, el extracto de vainilla y el resto de la avena y la chía. Vierte la leche hasta cubrir 3 dedos por encima de los ingredientes y agrega las frambuesas. Déjalo reposar en refrigeración.

Avena fría con cocoa y plátano

4 cucharadas de hojuelas de avena
2 cucharadas de chía
Leche vegetal al gusto
2 cucharadas de yogur griego
1/2 plátano rebanado
1 cucharadita de cocoa en polvo
1 cucharadita de miel

Preparación:

Una noche antes, sirve en un frasco la mitad de la avena y la mitad de la chía. Agrega la miel, el yogur, la cocoa y el resto de la avena y la chía. Vierte la leche hasta cubrir 3 dedos por encima de los ingredientes y agrega el plátano. Déjalo reposar en refrigeración.