Otros mitos y realidades del Cáncer de mama

Mi blog - sabias-que - Otros mitos y realidades del Cáncer de mama

Jueves es el día de desmentir más mitos. Te compartimos los de la semana pero puedes dar clic aquí o acá si te perdiste los anteriores.

Mito No.8: Los antecedentes de cáncer en mi familia sólo son del lado de mi papá, ¿tengo menos riesgo?

No. Los antecedentes de ambas familias son igual de importantes, paterna y materna. De cualquier forma, sólo del 5 al 10% de los casos de cáncer de mamá se deben a la predisposición genética, el 90% restante se debe a otros factores más importantes como la obesidad y la edad.

Mito No.9: Yo no tengo bolitas, ni ningún otro síntoma de cáncer de mama. ¿Debo despreocuparme?

No. El 75% de las mujeres diagnosticadas cada año con esta enfermedad no tenían ningún factor conocido de importancia; muchas de ellas no tienen síntomas específicos. Por eso es esencial el control periódico.

Mito No. 10: Tengo una bolita en mi seno pero es muy dolorosa, por lo que seguramente NO es cáncer porque los tumores cancerosos no causan ningún dolor ¿es así?

No. En general el cáncer de mama no causa dolor, pero su ausencia no excluye la posibilidad de cáncer. El dolor es un síntoma inicial de cáncer en un bajo porcentaje o en etapas avanzadas. No hay relación entre el hecho de que un nódulo sea o no doloroso, con el hecho de que sea cáncer. Pero cualquier síntoma que se presente en una mama debe ser revisado por un médico de manera inmediata.

Mito No.11: Si tengo síntomas significa que ya es demasiado tarde y ya no me puedo tratar ¿verdad?

No. Si bien es cierto que el pronóstico del cáncer de mama es mejor cuanto más temprano sea, muchas mujeres se curan incluso teniendo nódulos palpables. Siempre se está a tiempo para recibir tratamiento y mejorar.