Mitos y realidades del cáncer de mama

Octubre es el mes mundial de las acciones contra el cáncer de mama, esta enfermedad que se ha convertido en un grave problema de salud para las mujeres de todo el mundo y la prevención cobra principal importancia en este caso para un diagnóstico seguro.

La información también es un factor clave cuando se trata de cáncer de mama, mientras más información haya respecto al tema, más fácil será romper el tabú de hablar abiertamente sobre el cuerpo femenino y sus cuidados; es por eso que hemos reunido los mitos más comunes acerca del cáncer de mama.

  • Mito: “encontré un bulto en mi seno, tengo cáncer de mama”
  • Realidad: 80% de los bultos en los senos son benignos (no cancerígenos) o causados por quistes u otras condiciones.

 

  • Mito: “El cáncer de mama siempre es hereditario”
  • Realidad: A pesar de que riesgo de padecer cáncer de mama incrementa si hay historial genético, se ha encontrado que sólo una de cada tres mujeres con este diagnóstico, tiene herencia.

 

  • Mito: “Soy muy joven para tener cáncer de mama”
  • Realidad: aproximadamente un 25% de los caso de cáncer de mama se presenta en mujeres menores de 50 años.

 

  • Mito: “El cáncer de mama sólo ocurre en mujeres”
  • Realidad: A pesar de que es muy raro que el diagnóstico de cáncer de mama se presente en hombres, existe un 1% que se ve afectado por esta enfermedad.

 

  • Mito: “Los componentes del desodorante pueden causar cáncer de mama”
  • Realidad: Ningún desodorante provoca cáncer de mama, no existe ningún estudio que lo pruebe.

¡Infórmate, autoexplórate, cuídate!

 

Los diferentes tipos de estrés

El manejo del estrés puede parecer algo sencillo, sin embargo el estrés es un problema que evoluciona y que puede llevarnos a diferentes enfermedades si no se trata de forma adecuada. Existen diferentes tipos de estrés

A pesar de que el estrés es una reacción natural del cuerpo ante cualquier situación de peligro, existen diferentes tipos, a continuación te compartimos las características y síntomas de cada uno.

  • Estrés rutinario: se relaciona con la presión del día a día, trabajo, familia y otras responsabilidades diarias, este tipo de estrés en pequeñas dosis puede resultar beneficioso, sin embargo cuando es demasiado resulta agotador y puede tener como consecuencia tensión muscular, problemas estomacales y cansancio emocional.
  • Estrés repentino: este tipo de estrés ocurre cuando nos sucede un episodio inesperado como la pérdida de un trabajo, un divorcio o una enfermedad. Esta respuesta es normal, pero puede llegar a ocasionar daños en la salud si se extiende por un largo periodo.
  • Estrés traumático: ocurre cuando se presenta un peligro en el que se puede perder la vida o resultar gravemente herido, como un accidente grave o un desastre natural.

 

Los síntomas del estrés varían dependiendo de cada persona, algunas lidian con el estrés de mejor manera que otra, es importante conocer nuestros límites para evitar futuros problemas de salud.

¿Sabías que existe el síndrome del trasero muerto? Evítalo con estos ejercicios

La vida sedentaria afecta de diferentes formas a la salud y pasar más de ocho horas sentado puede ser más peligroso de lo que parece, el sedentarismo está asociado con enfermedades del corazón, obesidad, diabetes y en unos casos, hasta cáncer.

Pero pasar sentado todo el día puede acarrear otros padecimientos como la amnesia gluteal, también conocida como “síndrome del trasero muerto“… ¡No es broma! Andrew Bang, quiropráctico del Instituto de Bienestar de la Clínica Cleveland, dice que esta lesión es más común de lo que parece.

Pero ¿qué es el síndrome del trasero muerto? Este padecimiento aparece cuando el glúteo medio, uno de los tres principales músculos de esta zona, deja de funcionar correctamente. La función del glúteo medio es estabilizar la pelvis y cuando deja de funcionar correctamente puede provocar dolor en la espalda baja, la cadera y también ocasionar problemas en la rodilla y el tobillo, pues el cuerpo trata de compensar el desequilibrio.

Dado que el glúteo medio normalmente ayuda a estabilizar la pelvis, la amnesia gluteal puede provocar dolor en la espalda baja y en la cadera, así como problemas en la rodilla y el tobillo, pues el cuerpo trata de compensar el desequilibrio.

¿Cómo evitarlo?

Hay trabajos en los que no podemos evitar estar sentados durante un largo rato, sin embargo puedes implementar pequeñas acciones que te salven del síndrome del trasero muerto, por ejemplo, por cada 40 minutos que pases sentado, párate 20 minutos, si estás en el trabajo puedes aprovechar estos breaks para hablar por teléfono, consultar dudas con compañeros de trabajo o simplemente para despejar la mente.

Los expertos de la Clínica Cleveland aseguran que solo con incluir algunos ejercicios a nuestra rutina diaria, podemos evitar el síndrome del trasero muerto

Elevación lateral de piernas. Haz tres series con 15 a 20 repeticiones de cada pierna.

 Elevación lateral de piernas dobladas. Haz tres series con 15 a 20 repeticiones.

 Postura del caballito de mar. Mantén esta postura de yoga por 20 segundos y hazlo al menos tres veces al día.

La relación entre el alcohol y el cáncer de mama

No hace falta ser un experto de la salud para saber que el abuso del alcohol puede traer como consecuencia diferentes padecimientos como enfermedades cardiovasculares, anemia, cirrosis y cáncer. La relación de esta última con las bebidas alcohólicas se sigue estudiando, y aunque aún no se sabe con precisión qué tanto influye el alcohol en el desarrollo del cáncer, durante los últimos años se ha comprobado que representa un factor de riesgo y en el cáncer de mama no es la excepción.

¿Cómo se relaciona el alcohol con el cáncer de mama?

El Programa Nacional de Toxicología del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, incluyó en su informe sobre Carcinógenos a las bebidas alcohólicas como un carcinógeno humano.

En el caso del cáncer de mama, diferentes investigaciones asocian la relación del alcohol con las hormonas, ya que este puede incrementar los niveles de estrógeno y otras hormonas asociadas con el cáncer de seno, además, el alcohol también tiene la capacidad de dañar el ADN de las células, otro factor que favorece el desarrollo del cáncer.

Aunque no se llegue al estado de ebriedad, la asociación entre el consumo de alcohol y el riesgo de cáncer de seno está comprobado. En un metanálisis de 53 estudios, en el que se incluían a 58 mil mujeres con cáncer de seno, se encontró que las mujeres que bebían más de 45 gramos de alcohol diarios (tres bebidas, aproximadamente), tienen un riesgo 15% más alto de padecer cáncer de mama en comparación con las mujeres que no beben frecuentemente.

Cinco consejos para moderar tu consumo de alcohol

Atrévete a hacer un cambio en tu vida, para prevenir el cáncer de mama y otras enfermedades comienza a observar tus hábitos a la hora de beber; si consideras que debes de tomar medidas en este aspecto, te compartimos cinco consejos que te ayudarán a disminuir tu consumo de alcohol.

o Registra la cantidad de alcohol que tomas a la semana. Para hacer más fácil el control de las bebidas que ingieres, lleva una cuenta, puede ser en un calendario pequeño, una agenda o una libreta.

o Fija una meta a seguir en un mes. De acuerdo con la información obtenida, fija una cantidad de cuántas bebidas podrías reducir y comienza aplicar un plan para lograrlo.

o No tomes más de una bebida por hora. Lleva un ritmo lento a la hora de beber, puedes combinar con agua u otras bebidas sin alcohol entre copa y copa.

o Planea actividades que no impliquen alcohol. Es hora de retomar actividades simples que no impliquen tomar, una noche de cine, un pic nic o una tarde tranquila en un café, pueden sustituir a las reuniones en bares.

o Mantén tu casa limpia de alcohol. Una de las mejores formas de no caer en la tentación es estar lejos de lo deseado, si ya tomaste la decisión de reducir tu consumo de alcohol, limpia tu casa de cualquier bebida, esto hará más fácil tu objetivo.

Recuerda que en cualquier enfermedad es mejor prevenir que curar. Si eres mujer, realízate una autoexploración o cualquier otro tipo de detección por lo menos una vez al mes y gánale al cáncer de mama.
¡Cuídate!

¿Cómo actuar ante un ataque de crisis?

El pasado 19 de septiembre, a 32 años del doloroso terremoto del 85, México revivió los angustiantes momentos de un desastre natural; un sismo de 7.1 grados sacudió al país dejando serios daños en la Ciudad de México y los estados de Morelos, Puebla, Estado de México, Guerrero y Oaxaca.

Además de las pérdidas materiales que dejan los desastres naturales, también quedan secuelas emocionales en las personas que lo vivieron. Estos sucesos afectan de forma diferente a cada quién y también depende de las características de cada personas el tiempo que tarde en superar el miedo, la angustia o la crisis.

Entre los padecimientos que se pueden presentar después del S-19 está el estrés postraumático, un trastorno que hace que una persona se sienta estresada y con temor después de haber pasado por un episodio de peligro. Entre los síntomas del estrés postraumático se encuentran flashbacks o el sentimiento de que el evento está sucediendo de nuevo, dificultad para dormir o pesadillas y sentimientos constantes de preocupación, culpa o tristeza.

Ante un suceso de tal magnitud, también es normal que se presenten ataques de crisis o de pánico, te compartimos un par de videos del Instituto de Ciencias para el Florecimiento Humano, en donde un experto nos explica qué hacer ante un ataque de crisis y cómo reducir la agitación emocional, a través de la respiración.

Intervención en crisis.

Disminuir la agitación mediante la respiración

¿Qué es el síndrome del corazón roto?

A pesar de que la frase “se me rompió el corazón” es usada comúnmente para expresar mal de amores, hay casos en los que esta frase puede llegar a ser literal y convertirse en un peligro para la salud.

Está comprobado que el estrés físico o emocional intenso que nos provoca el recibir una mala noticia como la muerte de un familiar, sufrir un gran disgusto, o tener una fuerte discusión, puede debilitar gravemente el corazón y hacernos sufrir el síndrome del corazón roto o cardiomiopatía de Takotsubo.

Este mal es un fallo que tiene síntomas similares a los de un ataque cardíaco, como dolor en el pecho y dificultad para respirar, sin embargo, el síndrome del corazón roto es temporal, no deja secuelas y no afecta las arterias coronarias como un infarto, pero sí afecta al músculo cardíaco.

De acuerdo con un estudio publicado en 2009, en la revista American Journal of Cardiology, este trastorno se debe a un aumento en el nivel de hormonas relacionadas con el estrés, como la adrenalina y el cortisol.

El síndrome del corazón roto es más común de lo que parece, se estima que entre 1 y 2% de los pacientes diagnosticados de un ataque cardíaco, sufren en realidad este padecimiento. También se ha descubierto que, a diferencia de los ataques cardíacos que suelen ocurrir en invierno, el síndrome del corazón roto es más común en primavera y verano.

Expertos y doctores siguen estudiando este trastorno para entender mejor el proceso de la enfermedad y desarrollar más tratamientos y estrategias que ayuden a largo y corto plazo.

¿Sabías que el 80% de las mujeres no escoge el brasier adecuado?

Tu brasier no te debe apretar ni dejar marca; los tirantes deben quedar rectos y la parte de atrás en posición horizontal.

Estos son los problemas más comunes:

  • Un brasier te queda chico cuando la parte de atrás te queda más arriba que la de adelante.
  • Necesitas copas más grandes si, después de quitarte el brasier, te queda la marca de sus costuras en la piel.
  • La talla de espalda es más grande de lo que debería cuando los tirantes se te caen constantemente.
  • Si se forma un vacío entre la orilla de tu busto (la parte más cercana a la axila) y el brasier, debes comprar copas más pequeñas.

Para calcular el número de tu espalda mide con una cinta métrica debajo de tu busto, la medida debe ser en pulgadas. A esa medida agrégale 5 pulgadas más. Si sólo tienes manera de medir en centímetros, haz la conversión (1 pulgada = 2.54cm). El resultado que obtengas debe ser par (si el que obtuviste es non, agrégale un número) y es el número que viene con la letra en las tallas de brasieres, ejemplo 34C, 36B, etc.

Si quieres calcular la talla de tu busto, debes colocar la cinta métrica a la altura de tus pezones y hacer el mismo procedimiento que en el punto anterior. A esa medida (también en pulgadas), réstale el resultado anterior y determina tu copa utilizando la siguiente tabla:

MAR17CTS

Usar el brasier correcto es sano para tus senos y te hará lucir bella. ¡Elige el adecuado para ti!

Higiene bucal = buena salud

Tener dientes blancos, libres de caries y placa no sólo te hará ver bien sino que conservarás tu salud en buen estado.

Cuidarse no es sólo cuestión de estética sino de mantenerse saludables y un claro reflejo es la higiene bucal, que incluye cepillarse los dientes 3 veces al día llevando la técnica de cepillado adecuada, usar hilo dental y visitar al dentista para una limpieza y chequeo general cada 6 meses.

Es de vital importancia llevar a cabo esta rutina todos los días porque especialistas han detectado que tener problemas bucales puede llegar a afectar otras partes del cuerpo o producir enfermedades de alto riesgo, como:

Mala alimentación. Al tener caries las bacterias pueden llegar al nervio produciendo un fuerte dolor e incluso perder la pieza. La razón por la que puede provocar una mala alimentación, es porque sin piezas dentales evitas la masticación y por lo tanto la mejor absorción de algunos nutrientes.

Infecciones sistémicas. Una infección crónica de las encías provoca inflamaciones en todo el cuerpo por diseminación en el torrente sanguíneo. Puede ocasionar infecciones por continuidad como abscesos, pericarditis, encefalitis entre las más comunes. Cabe señalar que esto se suma a otros factores de riesgo que detonan la mala salud bucal como: alcoholismo, tabaquismo, bajo consumo de vitaminas A, E y C, hierro.

Padecimientos odontológicos. Dentistas señalan que más del 90% de los mexicanos presentan algún problema bucal, si éstos (caries, gingivitis y periodontitis, enfermedad que afecta el soporte de los dientes) no son tratados a tiempo pueden causar la muerte de los nervios, tejidos y vasos sanguíneos.

Alimentos que no son tan saludables como parecen

Llevar una correcta alimentación es más fácil de lo que crees, lo único que tienes que hacer es mantener alejada la comida rápida, que lo único que hará es llenarte de grasas y calorías, evitar a toda costa los alimentos fritos y restringir el consumo de galletas y papas fritas. Lo natural siempre será de mejor calidad.

Presta atención y sólo porque suene nutritivo, no significa que sea bueno para ti.

  1. Ensaladas. El principal inconveniente de ordenar una ensalada en un restaurante es el aderezo, por la gran cantidad de calorías. Pídelo por separado y recuerda que no debes poner más de 60 calorías de aderezo en tu ensalada.
  2. Licuados de frutas. Un licuado podría parecer una opción saludable, pero todo en exceso es malo y es el caso de las frutas. Procura incluir verduras en tus licuados cada vez que sea posible.
  3. Leche de soya. Existen tipos de leche como la de almendras o soya que son buena opción para las personas intolerantes a la lactosa, sin embargo escoger la versión con endulzante o sabor vainilla no es una buena decisión por el exceso de azúcar que contienen. Evita a toda costa el azúcar añadida y mezcla una cucharadita de saborizante de vainilla en la opción de leche sin endulzante.
  4. La granola. Cuando elijas una granola, deberás leer la etiqueta cuidadosamente y asegurarte de que el cereal o la granola tenga un mínimo de cuatro o cinco gramos de fibra. No olvides que también puedes crear tu versión de granola y así controlar mejor la calidad de los ingredientes.
  5. Pan dulce. No te dejes engañar por la palabra salvado, ya que este tipo de pan a menudo contiene grasas extra necesarias para darles consistencia y las versiones libres de grasas usualmente contienen azúcar adicional para compensar la disminución en sabor y sensación en la boca.
  6. Sushi. Todos pensaríamos que el sushi es el alimento adecuado para cualquier día, por su contenido en atún, salmón y otros pescados, pero cuando consideras el contenido en queso o la mayonesa en la mayoría de los rollos, las calorías se disparan. La porción también importa y de preferencia escoge arroz integral de ser posible.
  7. Hamburguesa de pavo. Si ordenas una hamburguesa de pavo pregunta si tiene carne oscura y piel de pavo en el fondo, ya que esta carne puede tener más calorías que un corte de filete. En el súper puedes escoger una mejor opción, revisa la etiqueta y escoge una carne magra con menos de 10 g de grasa por porción.
  8. Alimentos congelados. Existen varias opciones de alimentos congelados, fáciles de preparar y bajos en calorías, sin embargo muchos contienen la cantidad de sodio indicada para todo un día. Mejor escoge alimentos frescos.

Cabello y uñas saludables

La fragilidad puede deberse a la falta de energía y proteínas, ya sea por llevar una dieta insuficiente o por padecer una enfermedad intestinal inflamatoria que afecta la absorción y aprovechamiento de los nutrientes.

Un aporte insuficiente y mantenido de calcio, zinc, yodo, hierro, vitamina A y C, y algunas vitaminas del grupo B se traduce en cabello y uñas frágiles, quebradizas y sin brillo. Si además las uñas son delgadas y pierden su forma convexa o se ven planas, significa que te falta hierro. Antes de acudir a tratamientos, toma una elección sabia y segura, y opta por la alimentación para tratar el problema.

Puede ser necesario modificar la falta de proteína animal y alternar en la dieta el consumo de pollo, pescado y huevo, al menos, una vez al día. Los alimentos ricos en vitamina C, benefician la recuperación de cabello y uñas por sus propiedades y porque ayudan a tener una mayor absorción del hierro, un nutriente que en estas situaciones puede estar comprometido.

La mantequilla mejor que la margarina

La mantequilla contiene ingredientes nutricionales propios, por lo que consumirla beneficia la absorción de gran cantidad de nutrientes que se encuentran en otros alimentos; en cuanto a la margarina, sólo contiene los que se le han añadido al fabricarla.

Comparación entre mantequilla y margarina:

  • Ambas tienen la misma cantidad de calorías.
  • La mantequilla es ligeramente más alta en grasas saturadas con 8 gramos, comparada con los 5 gramos que tiene la margarina.
  • El sabor de la mantequilla es mucho mejor que la margarina y mejora el sabor de otros alimentos.

¿Por qué debes evitar el consumo de margarina?

Es muy alta en ácidos grasos transgénicos, aumenta el colesterol total y el LDL (colesterol malo), disminuye el HDL (colesterol bueno), disminuye la calidad en la leche materna, disminuye la reacción inmunológica del organismo, disminuye la reacción a la insulina y aumenta 5 veces el riesgo a padecer cáncer.

El factor más inquietante es que a la margarina sólo le falta una molécula para ser ¡PLÁSTICO! Este hecho es razón suficiente para dejar de consumirla de por vida.

Masticar bien previene problemas digestivos

Cuando no masticamos lo suficiente, el bolo alimenticio no está bien lubricado ni descompuesto, por lo que se produce una sensación de pesadez, generando además gases y obstrucción en el sistema de eliminación. Los órganos por los que va pasando el alimento tienen que trabajar mucho más, desperdiciando gran cantidad de energía vital.

La mucina, también presente en la saliva, transforma los alimentos en mucosa ayudando a los órganos digestivos a metabolizarlos. Cuando no segregamos suficiente cantidad, estamos favoreciendo el mal funcionamiento de esos órganos.

1. Mastica bien. Cuando no masticas bien, estás desperdiciando enzimas y forzando a que determinados órganos trabajen más de la cuenta. Cuando no se trituran bien los alimentos, el organismo no es capaz de separar las sustancias benéficas de las tóxicas, fomentando la desnutrición y la intoxicación del cuerpo. Además si masticas correctamente, oxigenas tu organismo produciendo una sensación de bienestar y reduciendo los niveles de estrés.

2. Sirve porciones pequeñas. Comer en un plato más pequeño engaña a tu cerebro y evitas comer de más. Cada vez que comemos, el cuerpo quema energía al procesar los alimentos, por lo que comer pequeñas comidas por 5 veces al día, mantendrá tu metabolismo elevado, lo que dará un impulso de energía y esto a su vez te permitirá quemar más calorías. Además, cuando sabes que tu próxima comida está a un par de horas puede ayudarte a controlar los antojos.

3. Nunca comas hasta sentirte lleno. Aprende a escuchar a tu cuerpo. Muchas veces se abusa de las comidas porque el cerebro no tiene tiempo de darse cuenta que es suficiente. Estas señales no viajan a la velocidad de la luz y si comes muy rápido, sin siquiera masticar, la señal llegará al cerebro cuando ya fue un exceso. Deja de comer cuando estés satisfecho, no lleno.

4. Intenta no tomar líquidos hasta 1 hora después de la comida ya que entorpece la digestión. Esto aplica sobre todo si es agua fría y en gran cantidad de agua, ya que tu cuerpo necesita más energía para regular la temperatura e igualarla a la del cuerpo humano. El proceso de digestión se realiza en el estómago con los jugos gástricos, si tomas mucha agua se disuelve con los jugos y el proceso tardará más tiempo porque necesitas producir más ácido.

5. Hidrátate. Los adultos necesitamos beber por lo menos 1.5 litros de agua al día, pero en época de calor o si realizamos mucho deporte necesitamos más cantidad. El agua es la principal fuente de líquidos. Otras opciones son jugos, té, café, leche, etc.