Salud dental contra la diabetes, cáncer y enfermedades del corazón

Mi blog - prevencion - Salud dental contra la diabetes, cáncer y enfermedades del corazón

El no darle el cuidado adecuado a tu dentadura no sólo te puede provocar enfermedades de las encías, también se puede asociar con enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer.

Así como cada día te bañas y vistes antes de salir de casa, debes cepillarte los dientes para evitar las caries o el mal aliento. Una sonrisa limpia y brillante debe ser una necesidad social.

Evita que tus visitas al dentista sean dolorosas y aprende a conservar tus dientes en buen estado. Pero ¿qué pasa con las enfermedades del corazón, la diabetes o el cáncer?

Las sustancias químicas inflamatorias liberadas por la acumulación de bacterias en las encías pueden entrar en el torrente sanguíneo e influir en el comportamiento de otros tejidos por la conexión boca-cuerpo.

En 1900, un médico británico llamado William Hunter propuso que las llamadas “infecciones focales” en los dientes y las encías eran la causa de una enfermedad en otra parte del cuerpo.

En la última década, ha habido nuevas investigaciones que vinculan la salud oral a enfermedades como la diabetes tipo 2, cáncer y enfermedades del corazón.

Una de las principales funciones del cepillo es eliminar la placa y los desechos. Si presentas placa son malas noticias, ya que algunas de las bacterias que viven en ella producen ácido que erosiona el esmalte dental y provoca caries. Sin embargo, otros tipos de bacterias también florecen dentro de la cavidad oral y pueden desencadenar la inflamación en los tejidos que rodean los dientes. Las bacterias que causan la enfermedad de las encías se esconden el fondo en las zonas donde no hay nada de oxígeno. En sus primeras etapas, la enfermedad de las encías se manifiesta como la gingivitis, o sangrado al cepillarse los dientes y si no se trata, esto puede convertirse en periodontitis, donde la encía comienza a separarse de los dientes, permitiendo que las bacterias crezcan en este espacio recién formado. Al tener enfermedad de las encías, éstas se ulceran por dentro, así que no está sellado herméticamente. Cada vez que comes o te cepillas, empujas bacterias a tu cuerpo provocando la inflamación.

Tal vez la asociación más fuerte de boca-cuerpo se encuentra entre la salud de las encías y la enfermedad cardiovascular. En 2012, la American Heart Association publicó un comunicado confirmando que la enfermedad periodontal se asocia con enfermedades cardiacas ya que las endotoxinas  alteran el metabolismo de lípidos  y aumentan el riesgo tromboembolico incluso después de las causas comunes por factores socioeconómicos y el tabaquismo.

También hay evidencia en relación con la diabetes. Tiene una influencia bidireccional  si eres diabético tienes  mayor riesgo de presentar  periodontitis y si tienes periodontitis tus niveles de glucosa en sangre  se pueden elevar si eres diabético por lo que   el tratamiento de las encías reduce los niveles generales de la inflamación, lo que podría tener repercusiones en la capacidad de los pacientes para controlar la glucosa en sangre. En otros estudios pequeños se menciona que la terapia periodontal puede disminuir los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes tipo 2.

Los vínculos entre la enfermedad de las encías y el cáncer son más serios. La inflamación crónica es una posibilidad; hace que las mutaciones que causan el cáncer ocurran con mayor probabilidad y también puede alimentar la división celular. Sin embargo, un estudio publicado este año sobre la inmunidad, también dio a entender que una bacteria implicada en la enfermedad de las encías, Fusobacterium nucleatum, puede reducir la capacidad del sistema inmunológico para reconocer y destruir las células cancerosas.

Así que, el mensaje es fácil y claro: cepíllate por lo menos 2 veces al día con pasta dental con flúor y visita 2 veces al año a tu dentista.