6 Formas de prevenir el cáncer de mama

El cáncer de mama es considerado por la OMS como uno de los padecimientos más predominantes a nivel mundial, además es el cáncer más frecuente en las mujeres de todo el mundo, se estima que una de cada ocho mujeres padecerá cáncer de mama a lo largo de su vida.

A pesar del avance tecnológico en la medicina, aún no se tiene claro qué provoca cáncer de mama, sin embargo se han encontrado diferentes factores de riesgo, a pesar de que algunos no se pueden modificar como la edad o la herencia genética, existen otros que nosotros podemos cambiar al llevar una vida más saludable.

Te compartimos algunos consejos con los que puedes prevenir el cáncer de mama haciendo un cambio en tus hábitos diarios.

6 Formas para prevenir el cáncer de mama

Estudios de detección. Recuerda que cuando se trata de cáncer de mama no importa la edad, los expertos recomiendan hacerse una autoexploración de senos cada mes a todas las mujeres que ya hayan tenido su periodo y una mamografía o ultrasonido de mama cada año, a las mujeres que ya tienen 40 o más años.

Dieta saludable. La alimentación es un factor de riesgo no solo para el cáncer de mama, sino para otras enfermedades como la obesidad y la diabetes, entre más sana sea nuestra alimentación, el riesgo de padecer cualquier enfermedad es menos.

No existe una lista específica de alimentos que puedan provocar cáncer de mama, sin embargo se recomienda reducir el consumo de carne roja y otras grasas animales, incluidos los lácteos, por las hormonas que contienen y otros factores de crecimiento, antibióticos y pesticidas.

Actividad física. Al igual que la dieta saludable, realizar una actividad física constante te ayuda no solo a prevenir el cáncer de mama, sino también otras enfermedades; la sociedad americana contra el cáncer recomienda hacer de 45 a 60 minutos de ejercicio por lo menos cinco días a la semana.

Consumo de alcohol. Aún no se sabe con precisión qué tanto influye el alcohol en el desarrollo del cáncer, sin embargo durante los últimos años se ha comprobado que representa un factor de riesgo y en el cáncer de mama no es la excepción.

En el caso del cáncer de mama, diferentes investigaciones asocian la relación del alcohol con las hormonas, ya que este puede incrementar los niveles de estrógeno y otras hormonas asociadas con el cáncer de seno, además, el alcohol también tiene la capacidad de dañar el ADN de las células, otro factor que favorece el desarrollo del cáncer.

Toma el sol. La insuficiencia de vitamina D se asocia con un mayor riesgo de sufrir diversas enfermedades, incluido el cáncer de mama. Dado que muy pocos alimentos contienen esta vitamina, su síntesis en la piel a partir de la exposición solar es la principal fuente natural que existe. Se recomiendan 15 minutos de sol al día para prevenir el cáncer de mama.

Aléjate del cigarro. En un estudio a gran escala, se descubrió que el tabaquismo aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama, especialmente en las mujeres que comenzaron a fumar antes de tener su primer hijo.