El cuerpo en constante movimiento, funciona de manera correcta.

Mi blog - ejercicio - El cuerpo en constante movimiento, funciona de manera correcta.

El dolor de rodillas se asocia con una fuerza que actúa sobre ellas, debido a que se encuentran en medio de dos articulaciones y además recibe nuestro peso corporal. Cuando esa fuerza no se conduce de manera correcta es cuando aparecen las molestias.

Sigue estas 3 recomendaciones para evitar el dolor de rodillas:

  1. Usa el calzado correcto. Es indispensable realizar ejercicio con los tenis correctos, te recomendamos usarlos con una pequeña altura para darte mayor estabilidad en el talón.
  1. Visita a tu médico si las molestias persisten. Si padeces de dolor intenso en la rodilla debes acudir a un doctor antes de practicar cualquier tipo de ejercicio.
  1. Baja de peso. El dolor es un síntoma de que las rodillas no están preparadas para resistir peso excesivo si tus músculos no están acostumbrados a una actividad física fuerte. Comienza con un plan de nutrición y ejercicios que se adecuen a tu estilo de vida.

¿Cuál es la técnica correcta?

Las sentadillas deben de convertirse en tus aliadas, no en tu enemigo. Este es uno de los principales ejercicios que se recomiendan al presentar este tipo de molestias o incluso en una rehabilitación.

 

ESTRUCTURA DE UNA SENTADILLA

Pasos para una sentadilla correcta:

  1. Ponte de pie derecho con los pies separados por una distancia igual al ancho de la cadera.
  1. Espalda recta, saca el pecho, contrae abdomen al realizar el ejercicio, conserva esta posición cuando estés de pie o cuando realices la sentadilla. Al sentirte un poco extraño pero cómodo es que estás realizando el ejercicio de manera correcta, recuerda que nunca debes de despegar los talones del suelo, al principio será un poco complicado, pero con práctica y perseverancia lo harás muy bien.
  1. La vista mantenla siempre al frente.
  1. Aprieta los glúteos.
  1. Baja empujando tu cadera hacia atrás manteniendo el arco natural de la espalda baja.

Un error común para los principiantes es que doblan solamente las rodillas y no bajan las pompas al hacer el ejercicio. Este hábito se puede convertir en algo peligroso ya que permite que las rodillas rebasen los dedos al hacer la sentadilla.

  1. Evita arquear la espalda al realizar el ejercicio.

Para evitar las lesiones de rodillas al realizar cualquiera de estos ejercicios, realízalos con ayuda de una pared o movimientos superficiales (no hacer el ejercicio completo en lo que te acostumbras). Puedes aumentar gradualmente la intensidad en los ejercicios. Mientras más fortalezcas los músculos de tus piernas, más fácil será.