Entendiendo el cáncer de próstata

Mi blog - alimentacion - Entendiendo el cáncer de próstata

El cáncer de próstata es por lo general un cáncer de lento crecimiento y a menudo no presenta síntomas hasta que está en una etapa avanzada. La mayoría de los hombres con este cáncer mueren de otras causas y muchos nunca saben que padecen la enfermedad. Una vez que el cáncer de próstata comienza a crecer rápidamente o se extiende fuera de la próstata, es muy peligroso.

Encontrarlo en sus primeras etapas, puede ser tratado con muy  buenas posibilidades de supervivencia, ya que una vez que se ha propagado fuera de la próstata, por ejemplo en los huesos, ganglios linfáticos y pulmones, ya no es curable, pero se puede controlar por muchos años. Debido a los muchos avances en tratamientos que hay disponibles hoy en día, la mayoría de los hombres cuyo cáncer de próstata se expande puede esperar vivir cinco años o más. Algunos hombres con este tipo de cáncer avanzado viven una vida normal y mueren por otra causa, como por enfermedades del corazón.

¿Qué causa el cáncer de próstata?

Principalmente afecta a hombres de edad avanzada. Además los hombres con antecedentes familiares de este tipo de cáncer tienen más probabilidad de padecerlo.

Los doctores desconocen lo que ocasiona el cáncer de próstata, pero la alimentación contribuye en el riesgo. Los hombres que comen que consumen en exceso grasa proveniente de carnes rojas, son más propensos a padecer cáncer de próstata.

Consumir carne puede ser arriesgado por otras razones: la carne cocinada a altas temperaturas, produce sustancias causantes de cáncer que afectan a la próstata. La enfermedad es mucho más común en los países en los que la carne y los productos lácteos son más comunes que en los países donde la dieta consiste en arroz, productos de soya y verduras.

Las hormonas también juegan un rol. Comer grasas aumenta la cantidad de testosterona en el cuerpo, y esta hormona acelera el crecimiento del cáncer de próstata.

Se han descubierto algunos peligros en el trabajo. Tanto soldadores, fabricantes de baterías, trabajar con goma y los trabajadores expuestos frecuentemente al metal cadmio parecen ser más propensos a padecer cáncer de próstata.

No hacer ejercicio también es un factor de riesgo a padecer esta enfermedad.

Los fármacos que pueden disminuir el riesgo son la aspirina, la finasterida, medicamentos reductores del colesterol y de triglicéridos, así como los anti-inflamatorios. Incluir ciertos alimentos en tu dieta también puede ayudar a reducir el riesgo, incluyendo el tomate y verduras como el brócoli, la coliflor y la col.